En proceso de identificación de lobos marinos que dejarán el Santuario de la Naturaleza

DSC05999 (1)

Hasta el momento serían entre dos a cuatro lobos juveniles los causantes de las muertes de los cisnes de cuello negro. Se están comiendo a los cisnes.

Hasta el momento la cifra de cisnes muertos por el ataque de lobos marinos llega a 160. Desde julio del presente año que Conaf sigue el caso de cerca. En el mes de septiembre, cuando se hizo público el ataque por un video que circula en redes sociales, se conformó una mesa de expertos y sociedad civil para ver la solución al problema.

Luego de dos reuniones de trabajo públicas, en la cual participaron profesionales de Sernapesca, Conaf, Seremis de Medioambiente, economía y agricultura, y directores regionales del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), así también, académicos de la Universidad Austral de Chile y representantes de la sociedad civil, como Asociación Comunidad Humedal y Centro Humedales Río Cruces, ya se determinó la solución al problema.

De más de 50 lobos que se han llegado a contar en la costanera de la ciudad de Valdivia, un máximo de cuatro lobos juveniles se presume serían los que están atacando a los cisnes de cuello negro en el Santuario de la naturaleza Carlos Anwandter. Con absoluta certeza hay uno identificado y los expertos locales siguen monitoreando todos los días a los lobos.

El Santuario se originó con el terremoto de 1960 y alcanzan las 4.877 hectáreas protegidas, además de ser un sitio RAMSAR, por la Convención de Humedales de Importancia Internacional. Parte de ella está a tan solo 10 minutos de navegación desde la costanera de Valdivia, justamente este lugar característico de la ciudad es donde habitualmente se observan a los lobos de mar, no adentrados en el Santuario.

Desde septiembre, cuando conoció de manera pública los ataques de los lobos a los cisnes de cuello negro, por parte de Conaf se realizó doble monitoreo en el Santuario de la Naturaleza y comenzó el proceso de identificación de los lobos que han atacado a las aves.

El Dr. Eduardo Jaramillo, académico de la Facultad de Ciencias de la Universidad Austral, ha expresado que la conducta es completamente extraña, a nivel mundial solo hay otro caso de lobos atacando pingüinos al sur de Argentina.  “Estamos buscando marcas en los lobos que permitan identificar claramente cuáles son los que atacan a los cisnes” comentó. “Lo más importante hasta el momento es identificar a los lobos correctos. Concuerdo con la medida de sacar a los lobos juveniles que están produciendo los ataques y que más adelante se continúen estudios”, agregó el investigador.

Los profesionales de Sernapesca serán los encargados de captura y traslado de los lobos identificados, los informes técnicos fueron presentado por esta institución y Conaf. Por otra parte, en Valdivia, se repusieron balsas en el río, donde el resto de lobos marinos, pasan el día y duermen, de esta forma se espera que ellos no se internen en el Santuario de la Naturaleza.

Layla Osman, bióloga marina e investigadora de la ONG Conectar para Conservar, ya ha estudiado a los lobos marinos de Valdivia e identificó en 2007, que en invierno los lobos marinos en Valdivia aumentan, por el contrario, a lo que sucede en verano, que se han registrado cuatro ejemplares.

La investigadora también es parte de la mesa de trabajo de este caso, y comentó respecto al traslado “es una medida muy buena, es necesario remover de manera inmediata, lo más pronto posible a los lobos que están atacando a los cisnes. Considerando lo que informó Conaf, es una mortalidad muy alta y pone en peligro a la población”.

La investigadora agregó que es necesario marcar a los lobos, ya que es posible que regresen y sería bueno tener esa información.  Además, enfatizó necesario hacer estudios respecto a la población de lobos que viven habitualmente en Valdivia.

José Araya, Secretario Ejecutivo de Comunidad Humedal y que participa como representante de la sociedad civil en la mesa de trabajo por el caso de los lobos y cisnes dijo que apoyan la propuesta de Sernapesca por reubicar a los lobos. “Confiamos que existe un protocolo técnico, se han identificado los cuatro lobos y existirá un traslado seguro”.

Comunidad Humedal, es una Asociación de Organizaciones Sociales para la conservación socioambiental del Humedal del Río Cruces. Fue formada en el año 2015 para la implementación del Programa de Desarrollo Comunitario como parte de la sentencia judicial que condenó a la empresa Arauco, por el daño ambiental al santuario de la naturaleza en el año 2004. Hoy reúne a 62 organizaciones socias que lideran unos de los procesos sociales más innovadores para la recuperación ambiental del lugar, donde se prioriza el desarrollo local.

Por otra parte, Araya dijo que están a favor que se presente un proyecto que permita el estudio y seguimiento de los lobos marinos en Valdivia, ya que la situación vivida puede volver a repetirse. Esta propuesta se debería presentar en la próxima sesión de la mesa, que será en la tercera semana de octubre, y se abordará una propuesta de monitoreo y seguimiento de los lobos que viven en la Costanera de Valdivia.

0

Deja una respuesta

requerido*